Manuel Rodriguez Gonzalez

Semblanza

Soy tabasqueño por nacimiento, originario de la ciudad de Villahermosa, y vi la primera luz un 26 de octubre de 1966 al interior de una sólida familia tabasqueña de gran arraigo en nuestro estado.

Estudié la licenciatura en Derecho en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco y estoy convencido de que la preparación es la clave para poder desempeñarse con eficiencia en cualquier ámbito de la vida, al terminar la carrera decidí continuar con mi desarrollo académico lo que me llevó a estudiar tres maestrías en la Universidad de la Sorbona (Universidad Pantheon-Assas, Paris II) en Paris, Francia: una en Ciencias Políticas, otra en Derecho Constitucional y una más en Derecho Comunitario Europeo. Actualmente sigo estudiando en la Universidad Anáhuac el Doctorado en Gestión Estratégica y Políticas de Desarrollo Sustentable.

En el área laboral he efectuado diferentes actividades en la Administración Pública. En el Gobierno del Estado de Tabasco me he desempeñado entre otras responsabilidades como Subsecretario de Cultura, Director del Trabajo y Previsión Social, Director de Fomento Pesquero y actualmente soy titular de la Subsecretaría de Atención a Instituciones Políticas y Sociales de la Secretaría de Gobierno.

También trabajé como Subdelegado Jurídico en la Delegación Estatal de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología del Gobierno federal. En el H. Ayuntamiento de Centro fungí como Coordinador de Delegados Municipales y en el Instituto Federal Electoral como Subdirector de Partidos Políticos.

Aunque mi profesión es abogado y la mayor parte de mi carrera profesional la he desempeñado en la Administración Pública, las circunstancias climatológicas tan adversas por las que ha atravesado Tabasco en los últimos cuatro años me llevaron a interesarme en el medio ambiente y su protección.

La gran inundación del 2007 y las tres que se dieron en los años posteriores, desataron una polémica en torno a las causas de éstas, la gente me preguntaba ¡qué estaba sucediendo, por qué en Tabasco las inundaciones se habían convertido en un fenómeno recurrente, quienes eran los culpables!

Para poder entender y explicar estos fenómenos hidrometeorológicos que estaban causando estragos en grandes extensiones del territorio tabasqueño, tuve que empezar a estudiar los procesos socioeconómicos que han conducido al deterioro ambiental del planeta, lo que a su vez a generado el fenómeno conocido como calentamiento global y sus consecuencias manifestadas como un cambio climático que está poniendo en peligro la supervivencia misma de la humanidad.

Este interés me ha acercado a las organizaciones de la sociedad civil, particularmente a las ambientalistas con las que he mantenido un estrecho contacto para fomentar entre los jóvenes la toma de conciencia sobre la importancia de la preservación ecológica.

Entre más profundizo en estos temas, más me convenzo de que el cuidado del medio ambiente es una responsabilidad de todos, por ello he dedicado parte de mi tiempo a disertar conferencias en universidades y espacios públicos sobre la importancia de la participación social para impulsar un cambio hacia un desarrollo sustentable de la humanidad, con la finalidad de contribuir a despertar entre los jóvenes el interés en su propio entorno.

En este mismo sentido, me he sumado a la alianza mundial para un mundo justo, sostenible y pacífico avalando la Carta de la Tierra, y con ello he adquirido el firme compromiso de trabajar en Tabasco para alcanzar los valores y principios de este documento promoviéndolo activamente entre otras personas, organizaciones, empresas y autoridades e impulsando su aplicación en las escuelas, centros de trabajo, colonias y comunidades, empezando por los hogares.

Considero que el tema del medio ambiente debe ser incorporado plenamente a la agenda política para que estos tópicos no sólo sean parte del discurso, sino también de la ocupación de los gobiernos y los políticos, pues el deterioro del planeta está llegando a un punto sin retorno que podría representar, en un plazo no muy lejano, riesgos para la vida en el planeta, incluso para el hombre.

En lo personal, me considero un hombre de convicciones, decidido, con un gran espíritu de lucha y disciplina que fortalezco con la práctica deportiva cotidiana, aplicando la máxima griega de mente sana en cuerpo sano.

En todas estas actividades cuento con el invaluable apoyo de mi familia. Mi esposa y nuestros dos hijos.

En resumen, mi familia, mi estado y la ecología son mis grandes pasiones. Me defino como un político mesurado, franco y sencillo que gusta de hablarle a la gente con claridad. Mi carrera política la he forjado con trabajo, disciplina, perseverancia y lealtad.